elEconomista Catalunya

elEconomista Catalunya 03 diciembre 2018

Issue link: http://diario.eleconomista.es/i/1057619

Contents of this Issue

Navigation

Page 23 of 39

24 Catalunya elEconomista Una tecnología cada vez más presente en la vida diaria en las grandes urbes, que plantea grandes posibilidades de progreso, pero también riesgos sobre la privacidad de los ciudadanos P ocos días después de la clausura de la octava edición del Smart City Expo World Congress (SCEWC), el principal evento internacional sobre ciudades inteligentes y cuyo lema ha sido Cities To Live In, se ha confirmado como un salón de referencia. Más de 21.000 visitantes, casi 850 empresas expositoras, más de 700 ciudades de casi 150 países y un incremento del 30 por ciento en el espacio expositor constatan que las ciudades inteligentes ya están aquí y que han llegado para quedarse. Y en esta edición se hacía hincapié, con su lema, en resaltar un objetivo final: ciudades más inteligentes y habitables. Un crecimiento, el de este salón, que acompaña al del recientemente celebrado IOTSWC (Internet of Things Solutions World Congress) cuya consolidación es ya un hecho. Dos salones muy centrados en la aplicación de las últimas tecnologías en aspectos muy reales y visibles, centrados en la vida del ciudadano, de la industria, de la vida económica en general, pero también complejos en su comprensión. Las últimas novedades nos facilitan la vida, pero a veces son difíciles de entender. De hecho, los ejes del salón ya denotan una cierta complejidad en sus planteamientos: Digital Transformation, Urban Environment, Mobility, Governance & Finance, e Inclusive & Shared Cities. Términos amplios a la vez que genéricos. De amplio alcance a la vez que un poco definidos. Y algunos de los temas abordados en sus ponencias, Data-driven Cities, 5G and the future of Connectivity, Innovative Transport Systems... tienen un alto componente de avances en tecnologías realmente innovadoras. Esta complejidad intrínseca a tecnologías cada vez más complejas no es ningún obstáculo para que, en el caso de ciudades inteligentes, multitud de urbes de todo el mundo inviertan en el concepto. Y eso sí que era bien visible en el evento, que tuvo su espacio para premiar a ciudades que llevan tiempo potenciando las soluciones inteligentes. Este año, Singapur fue la premiada. El jurado valoró las soluciones desarrolladas por el gobierno de la ciudad- Estado que incluyen, por ejemplo, el diseño en tiempo real de rutas dinámicas para autobuses mediante algoritmos, portales de enseñanza, o análisis predictivo de fugas en las tuberías de agua. Barcelona y Catalunya en su conjunto estaban muy presentes. Una muestra más del evidente dinamismo en todo lo relacionado con la importancia de la Ciudad Condal como hub tecnológico. Y los organismos y empresas públicas hicieron gala de iniciativas diversas como muestra de su apoyo a los proyectos locales. Así, el Smart City Week, una iniciativa del consistorio barcelonés, se había fijado como objetivo reflexionar y JORDI SABATER 'SMART CITY EXPO', HACIA CIUDADES MÁS INTELIGENTES REPORTAJE ISTOCK

Articles in this issue

view archives of elEconomista Catalunya - elEconomista Catalunya 03 diciembre 2018