elEconomista Agro

elEconomista Agro 19 diciembre 2015

Issue link: http://diario.eleconomista.es/i/617922

Contents of this Issue

Navigation

Page 17 of 37

18 Agro E l amor a la naturaleza es, sin duda, uno de los sentimientos más compartidos en el mundo y el disfrute de ésta, por su componente de gratuidad, uno de los escasos placeres que pueden considerarse al alcance del común de los mortales. Sin embargo, no solemos reparar en que, a menudo, detrás de esa belleza hay algo más que el propio devenir natural: unas pocas manos humanas, anónimas, que con enconado esfuerzo y mimo, cuidan de que esa belleza permanezca; de que árboles, arbustos, prados, caminos y NATALIA CALLE PROPIETARIOS DE MONTES Y GARANTES DE LA BIODIVERSIDAD La aplicación LandsCare promueve no sólo el reconocimiento de los propietarios que preservan la naturaleza, sino también micropagos por los servicios ambientales que brindan SECTOR FORESTAL fauna luzcan en todo su esplendor precisamente para que miles de ojos podamos disfrutar de ellos y de la biodiversidad que garantizan. ¿Y si un día esas pocas manos y esos miles de ojos pudieran encontrarse y darse las gracias?... Pues ese punto de encuentro para unos y otros es ya una realidad en el universo virtual y ha sido bautizado como LandsCare -término anglosajón que viene a traducirse como "cuidado de las tierras"-. Promovida por la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (Cose) en colaboración con el Grupo de Investigación de Pagos por Servicios Ambientales de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, y subvencionada por el Gobierno de España -fundamentalmente a través de los fondos Feder y la Fundación Biodiversidad-, LandScare dio sus primeros pasos a mediados de 2013 como aplicación web y móvil -para dispositivos con sistema App Store y Android-, con el reto de convertirse en una extensa y completa guía interactiva y georreferenciada de la naturaleza y la cultura de España. Pero más allá de ese objetivo que poco a poco va tomando cuerpo -ofrece ya información de más de 3.000 puntos de la geografía española-, la plataforma nacía con el fin último de poner en valor el trabajo de conservación de la naturaleza que propietarios particulares y entidades realizan, y ofrecer a quienes disfrutan de esos parajes, no sólo la oportunidad de conocer y reconocer su labor, sino también la ocasión de recompensar el servicio ambiental que esos cuidadores del entorno brindan a toda la sociedad con una transacción económica que es totalmente voluntaria. Tal y como exponía el profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y uno de los principales artífices de este proyecto, Pablo Martínez de Anguita, en su reciente presentación en Valladolid, la naturaleza "es en sí misma capital natural" siempre que la conservemos y se mantenga en buen estado, y "los propietarios forestales son quienes custodian ese capital". Lo que hacen esos propietarios privados -cerca de 2.000.000 en España- tiene un valor y por ello, añadía el experto en la explicación de la filosofía de LandsCare, lo "lógico" es otorgar a esos gestores un pago "a cambio de los bienes y servicios que ofrecen, por la biodiversidad y la preservación del medio que garantizan a la sociedad". De este modo, LandsCare ofrece a esos propietarios privados, entidades del territorio y organismos o administraciones públicas cuya tarea va directamente enfocada a la preservación de la naturaleza, la posibilidad de darse de alta en la plataforma como "custodios", de forma que, a través de un Patricia Gómez, geren- te de Cose, junto al propietario Ignacio Morando. EE

Articles in this issue

view archives of elEconomista Agro - elEconomista Agro 19 diciembre 2015