elEconomista Comunitat Valenciana

elEconomista Comunitat Valenciana 29 abril 2016

Issue link: http://diario.eleconomista.es/i/672526

Contents of this Issue

Navigation

Page 43 of 43

Comunitat Valenciana 44 L'Escola d'Art i Superior de Disseny de Valencia (EASD) expone, hasta el 27 de mayo, una muestra retrospectiva con algunos de los diseños más representativos de la carrera de Marisa Gallén, una de las dos únicas mujeres integrantes de La Nave, un colectivo de diseñadores que crearon escuela e impulsaron el diseño en los años ochenta en Valencia y que acabó disolviéndose, para dar nacimiento a estudios individuales. Marisa, licenciada en Bellas Artes, ha sido presidenta de la Asociación de Diseñadores de la Comunidad Valenciana y ha recibido multitud de reconomientos a lo largo de su trayectoria. Actualmente, dirige, junto a Carmina Ibáñez, el estudio Gallén+Ibáñez, una boutique del diseño, que desarrolla proyectos para todo tipo de clientes. ¿Cómo ha evolucionado la relación entre empresa y diseño en las tres últimas décadas? En temas de imagen, en los años ochenta estaba todo por hacer en España; había urgencia por modernizar el país. Las Administraciones autonómicas supieron detectar el problema y se convirtieron en abanderadas del diseño. Hoy en día, ninguna compañía duda de la importancia de la imagen y el diseño en su estrategia de comunicación. Antes, había pocos diseñadores, pero también pocas empresas dispuestas a invertir. Este enfoque ha cambiado, hasta el punto de que las directrices suelen venir definidas por la alta dirección. Es una herramienta fundamental para optimizar la relación con los clientes; que perciban y aprecien la calidad del producto a través de su imagen, entendiendo el diseño en todo su espectro, desde la identidad corporativa hasta el producto, el packaging o la web. ¿Qué podemos encontrar en la exposición '¿Estudias o diseñas?'? Al finalizar Bellas Artes, tuve la suerte de conocer a un grupo de diseñadores con los que me asocié para montar en 1984 La Nave, símbolo de modernidad en los ochenta y referente para las nuevas generaciones. Una factoría de diseño. Allí aprendí que la multidisciplinariedad era el antídoto para una perspectiva limitada. Que las diferentes disciplinas interactúan entre sí y me atreví, con mayor o menor acierto, a hacer de todo: desde cacharros de cocina hasta bañadores, objetos hinchables o alfombras, y, además, a trabajar marca y catálogo. He ido evolucionando hacia un lenguaje cada vez más depurado, buscando la máxima expresividad con los menos elementos posibles. "Las directrices en diseño suelen ser definidas por la alta dirección" Diseñadora y directora del estudio Gallén+Ibáñez MARISA Gallén CAFÉ DE LA CONTRA EE O. FONTANILLO

Articles in this issue

view archives of elEconomista Comunitat Valenciana - elEconomista Comunitat Valenciana 29 abril 2016