elEconomista Agua y Medioambiente

elEconomista Agua y Medioambiente 07 noviembre 2017

Issue link: http://diario.eleconomista.es/i/897433

Contents of this Issue

Navigation

Page 11 of 43

Agua y Medio Ambiente 12 elEconomista OPINIÓN Trasvases en la gestión hídrica Los trasvases son grandes generadores de empleo en los sectores turístico y agroalimentario. Las principales regiones exportadoras de frutas y hortalizas se encuentran beneficiadas por trasvases Mariano Soto Coordinador de la Cátedra Trasvase y Sostenibilidad - José Manuel Claver Valderas E l agua es esencial para la vida, para un desarrollo socioeconómico óptimo y para el medio ambiente. Sin embargo, actualmente muchas regiones del mundo tienen dificultades para poder satisfacer su demanda hídrica y garantizar un suministro de calidad. En España, la competencia por unos recursos hídricos menguantes está generando tensiones crecientes entre los distintos usuarios: agricultura, abastecimiento, producción de energía, suministro industrial, recreativo, turístico y medioambiente. El mayor consumidor de agua es la agricultura de regadío -75 por ciento del total-, pero se debe tener en cuenta que el regadío juega un papel estratégico para garantizar la provisión de alimentos a una población creciente, y es muy relevante desde el punto de vista del paisaje, la biodiversidad, el desarrollo rural y el equilibrio territorial. En nuestro país, para intentar asegurar el abastecimiento de la población y el regadío, se han empleado tradicionalmente infraestructuras de regulación y de transporte de agua, como son los embalses y trasvases. Los embalses proporcionan 4/5 partes del agua que consumimos, permitiendo aprovechar el 53 por ciento de los recursos existentes -sin ellos sólo se podría aprovechar el 9 por ciento-. Además, en periodos de sequía, son esenciales para garantizar el caudal ecológico de muchos ríos. Los trasvases complementan a los embalses permitiendo distribuir sus recursos más allá de su propia cuenca hidrográfica, abasteciendo a grandes núcleos de población -Barcelona, Bilbao, Cádiz, Huelva, Murcia o Valencia- y zonas regables de gran productividad. Estas infraestructuras también se utilizan con fines ambientales, suministrando a humedales como las Tablas de Daimiel -Trasvase Tajo-Guadiana-; o evitando la sobreexplotación de acuíferos -Trasvase Júcar-Vinalopó-. Además, los trasvases son grandes generadores de empleo en los sectores turístico y agroalimentario. En este sentido, cabe indicar que el valor de las exportaciones del sistema agroalimentario español en 2016 fue de 46.781 millones de euros -18,4por ciento del total-, donde las frutas -8.182 millones de euros-, y el grupo de las hortalizas y legumbres -5.893 millones de euros- desempeñaron un papel muy importante. Destaca la circunstancia que las principales regiones exportadoras de frutas y hortalizas -Comunidad Valenciana, Andalucía y Región de Murcia-, con más del 80 por ciento del total, se encuentran beneficiadas por trasvases. La importancia de los trasvases en la planificación hídrica española se refleja en el funcionamiento actual de unas cuarenta

Articles in this issue

view archives of elEconomista Agua y Medioambiente - elEconomista Agua y Medioambiente 07 noviembre 2017